¿Necesitas un RIP?

rip-esc2

Software RIP Si o No

Esta semana, un cliente que quería reproducir con total fidelidad los colores de una muestra de un tejido sublimado por otra impresora, nos ha abierto el debate sobre la necesidad de un software RIP en ciertos mercados.

Cada profesional de la impresión se ha preguntado alguna vez la necesidad de instalar un RIP que gobierne sus impresoras de gran formato. Pero ante una inversión en software ciertamente respetable, a menudo se pregunta las verdaderas ventajas de un RIP.

¿Podré obtener impresiones más fáciles y eficientes?¿Me permitirá obtener colores más predecibles y mejorar la calidad de imagen? ¿Ahorraré tinta y papel? ¿Es imprescindible utilizar un RIP o podemos conseguir los mismos resultados simplemente utilizando todas las opciones que los controladores de impresión incluidos nos ofrecen?

En este artículo trataremos de explicar lo que es un RIP, como trabaja y los beneficios que puede aportar, todo ello para ayudarte en la toma de decisión: ¿Necesitas un RIP?

 

¿QUÉ ES UN RIP?

Un RIP, siglas que en inglés significan Raster Image Processor o procesador de imágenes Raster es similar a un controlador de impresión incluido de serie en cualquier impresora, pero añade mayor control y funcionalidades. Básicamente un RIP procesa la información gráfica compleja creada en un software de diseño (nuestros programas favorito de diseño, Ilustrator, Photoshop, corel, freehand…), y la transforma eficientemente en un mapa de bits de tonos continuos para que la impresora puede procesar con mayor celeridad.

 

LAS VENTAJAS DE UN RIP

Un RIP tiene ciertas ventajas sobre los controladores de impresión.

Un RIP está diseñado para procesar múltiples archivos simultáneamente, diferentes formatos gráficos y tamaños de archivo sin limitar sus capacidades de impresión.

Un RIP procesa los archivos más rápido y con mayor consistencia que un controlador de impresora, lo que se traduce en tiempos de impresión más rápidos y con menor tiempo de espera. Incluso grandes archivos de 200MB o más comienzan a imprimirse muy rápidamente, por contraposición, a través del controlador de impresión estándar, esto puede ser engorroso y consume tiempo.

Un RIP nos permite su instalación en un ordenador secundario, y quizás más antiguo, para que se encargue del procesado (ripeado) de archivos de gran tamaño, liberando de este trabajo al ordenador principal de diseño. La mayoría de usuarios envían a imprimir grandes archivos con el controlador de impresión nativo de la impresora y continúan mientras tanto con sus tareas de diseño, abriendo aplicaciones con exigentes requerimientos y llevando a la computadora a indeseados cuelgues al tener que repartir recursos entre el controlador de impresión y sus aplicaciones de diseño (Photoshop) simultáneamente.

Con un RIP instalado en un ordenador secundario esta tarea se hace mucho más fácil y le permite trabajar en otros proyectos, mientras que su imagen está procesando. Capacidad de procesamiento y la impresión de varios archivos simultáneamente.

Un RIP también almacena los datos procesados (los archivos ya impresos), por lo que las reimpresiones serán más rápidas.

La mayoría de programas RIP incluyen una nutrida colección de perfiles ICC, por lo que no se necesita ningún software adicional para crear sus propios perfiles ICC personalizados.

 

MEJORAS EN EL FLUJO DE TRABAJO DIARIO

COLAS1El flujo de trabajo habitual con una impresora sin RIP es el siguiente: primero configuramos las características de impresión del archivo, el controlador de impresión lo procesa, se almacena en el buffer de memoria y se imprime. Igual en cada trabajo que enviemos a imprimir.

Como ya se ha comentado, un RIP facilita este trabajo procesando e imprimiendo varios archivos al mismo tiempo. Esta característica, por sí misma, puede llegar a justificar una inversión superior a 500€ en software para cualquier estudio de diseño, reprografía o laboratorio fotográfico digital ya que un RIP mejorará en gran medida la producción y la eficiencia de la impresión. Imagínate la impresión de un trabajo, el procesamiento de otro trabajo, y la preparación de los siguientes, todo al mismo tiempo, pues ese es el flujo de trabajo de un RIP.

Pero un RIP hace más cosas, también ofrece control total sobre el manejo de archivos, incluyendo: escala, rotación, optimización de medios (anidamiento/nesting), impresión de mosaicos, corrección de color, gestión de perfiles de color a una amplia gama de tipos de medios, múltiples copias, impresión continua de muchos metros de longitud, control de costes de tinta, corte de contornos y mucho más.

 

ANIDAMIENTO/DISEÑO

ANIDAMIENTOSi alguna vez has querido optimizar el uso de tus soportes de impresión con objeto de dejar al mínimo el desperdicio de papel, o imprimir varias imágenes a la vez para ahorrar tiempo, un RIP hace todo esto posible con sus características de anidación.

El Anidamiento (nesting) te permite combinar muchos archivos diferentes en un mismo trabajo de impresión. Esto es igual que cuando creamos un lienzo grande en Photoshop y vamos añadiendo archivos y buscando la forma óptima de encaje para desperdiciar el mínimo papel. El inconveniente, con Photoshop imprimir 3 grandes archivos diferentes en una sola página utilizando el controlador de impresora, resulta poco práctico, primero porque el ordenador de diseño pierde mucho tiempo en manejar imágenes de cientos de megabytes en la confección de los encajes y luego porque todo ese pedazo de archivo hay que imprimirlo con el controlador de impresión.

Con un RIP, podemos girar cada imagen y colocar archivos uno junto al otro como si fuesen piezas de un puzzle, optimizando al máximo el papel gastado y con mayor agilidad ya que encajamos imágenes ya preprocesadas. El RIP le permitirá arrastrar archivos a un lienzo preconfigurado con las dimensiones del rollo de papel utilizado y así disponer que las imágenes se adapten al tamaño de rollo utilizado. Además, cada imagen puede tener su propio perfil de color. Podrás mezclar imágenes sRGB, Colormatch, Adobe RGB, etc.. en la misma página.

 

CONTROL DE MÚLTIPLES IMPRESORAS

LFPPRINTERSCuando disponemos de varias impresoras y queremos mantener la concordancia de color entre impresoras obteniendo resultados predecibles y similares en cada una de ellas, en estos casos, un RIP se hace imprescindible, ya que aportará la capacidad de calibrar y perfilar cada impresora para obtener colores precisos y consistentes entre todas las impresoras conectadas.

Imaginemos que tienes dos impresoras con una gran carga de trabajo imprimiendo ampliaciones fotográficas en papel lustre de 250gr. Si cada impresora imprime desde el controlador de impresión, los resultados serán muy similares pero no idénticos, imaginemos que en vez de posters, son 2 plotters de sublimación imprimiendo diseños textiles, resultados mínimamente distintos no serían aceptados en el mercado.

Con un RIP, puedes ejecutar varias impresoras desde el mismo ordenador al mismo tiempo, sin disminuir las prestaciones. Puedes procesar / imprimir / preparar archivos para cada impresora maximizando la producción.

CURVASPara poder conseguir estas igualaciones, una de las funciones más importantes de un RIP y que nos permitirá realizar ajustes muy precisos sobre el comportamiento de la impresora es la Linearización. Este proceso de calibración de la tinta se basa en discernir las curvas de error o deltas de cada canal de color a partir de determinadas escalas de color y resolución empleada, generando una curva opuesta que compense dicha desviación.

Con el RIP podemos editar las curvas de respuesta. Así, si ciertos tonos no aparecen impresos como es de esperar, podremos realizar unos ajustes sobre las curvas de respuesta de las tintas para así mejorar el resultado, almacenado la configuración en un esquema de impresión que podremos reutilizar.

En la impresión de fotolitos, es muy importante controlar el uso de tinta para conseguir la máxima opacidad que nos permita la tinta y la película de poliéster. El uso de tinta deberá estar al valor máximo que podamos, asegurándonos de que la tinta seca perfectamente en el film y no rebosa y ahí la linearización es crucial.

 

CONTROL DEL COLOR

PERFILESICCJunto con linearización, la mayoría de RIP ofrecen la posibilidad de crear sus propios perfiles ICC sin necesidad de software adicional. Esto también se podría realizar con un espectrofotómetro tipo Eye-One o Color Munki generando perfiles RGB que luego interpretaría su aplicación gráfica (Photoshop, etc..) sin necesidad de un RIP, pero éste ofrece muchas más opciones y control. Además, este método símple de perfilado ofrece poco control de ajuste sobre los límites de tinta (capacidad máxima de tinta que admite un soporte sin saturarse), y no tiene ningún control sobre la linealización de un tipo particular de soporte.

El RIP, en cambio te permite crear y almacenar un esquema de impresión con todos estos parámetros para cada material, identificado con un nombre y almacenado en una base de datos para poder reutilizarlos rápidamente. También nos facilita la generación de paletas de color con múltiples parches a través de sencillos asistentes, etc.

Este proceso también es útil si usted tiene 2 o más impresoras iguales, ya que podrá compartir perfiles entre ellas. Y no menos importante, si utiliza impresoras de diferentes sistemas de tinta, base agua y ecosolventes, con el trabajo de perfilado podremos obtener resultados muy similares en sistemas diferentes.

 

¿QUIÉN NECESITA UN RIP?

Aún no está seguro si necesita un RIP? Aquí hay algunas preguntas para ayudarle a determinar si un RIP es adecuado para usted:

¿Por qué no necesitas un Rip:

• Si estas contento con los resultados de tus impresiones. No necesitas un Rip.
• Si imprimes varias imágenes de vez en cuando y no varias imágenes a la vez. No necesitas un Rip.
• Si no necesitas una similitud de color exacta entre diferentes impresoras. No necesitas un Rip.
• Si tu equipo tiene recursos suficientes para gestionar tus impresiones. No necesitas un Rip.
• Si consideras tus impresiones en blanco y negro perfectas. No necesitas un Rip.
• Si no estás dispuesto a gastar entre 500€ y 5000€ en software. No necesitas un Rip.

¿Por qué necesitas un Rip:

• Si necesitas obtener las mejores impresiones Giclée y Blanco y negro. Necesitas un Rip.
• Si trabajas la sublimación textil. Necesitas un Rip.
• Si vas a producir cartelería de grandes dimensiones y fotomurales. Necesitas un Rip.
• Si tienes 2 o más impresoras y quieres mantener la concordancia de color entre ellas. Necesitas un Rip.
• Si creas tus perfiles ICC para tus soportes de impresión. Necesitas un Rip.
• Si necesitas acortar tiempos y aumentar productividad en tus trabajos de impresión. Necesitas un Rip.
• Si tienes más de un operador manejando las impresoras. Necesitas un Rip.
• Si necesitas maximizar el uso de soportes de impresión reduciendo desperdicios. Necesitas un Rip.
• Si necesitas imprimir muchas copias de las mismas imágenes. Necesitas un Rip.
• Si necesitas reproducir futuras copias pero con la colorimetría coincidente. Necesitas un Rip.

Si de lo anterior expuesto, abundan más los sies que los noes, decirte que en el mercado hay diferentes RIP, cada uno más especializado en un tema que en otro y con distintos precios, ONYX® PosterShop, Wasatch SoftRIP, Caldera, Ergosoft PosterPrint, SAi PhotoPrint, Neostampa…, etc. son productos reputados.

Si desea un asesoramiento más detallado, puedes exponernos tus necesidades y trataremos de ayudarte en la elección.

 

Comparte en las redes sociales, Share!

Artículos y noticias relacionadas: