Laminado en caliente

En este post queremos ilustrar al cliente los diferentes film para laminar en caliente de los que disponemos, los sustratos adecuados al laminado, así como instrucciones de aplicación y conservación. 

hl-rollPara los que empiezan o no saben de su existencia, empezaremos describiendo un poco en qué consiste y su utilidad.

El laminado o glasofonado es un acabado de artes gráficas consistente en aplicar una película plástica que se adhiere al sustrato (papel, cartón, vinilo, etc..) normalmente mediante presión y calor. El objetivo es dotar a los impresos de una capa protectora que le dé cuerpo y los haga más perdurables, y además, un acabado de realce (brillo, mate, goma, etc…) que embellezca el resultado final. 

Este proceso también es conocido de forma más coloquial como plastificado y ofrece mayor protección que cualquier tipo de barnizado.

Se puede laminar por una o por ambas caras del documento y está especialmente indicado para impresiones tanto de offset como de digital en portadas de libros, revistas, tarjetas de visita, postales, menús, pósters, fotografía, laminación de packaging, etc.

Los films para laminar en caliente pueden ser de diversos materiales plásticos. El más común actualmente es el polipropileno biorientado con una capa de adhesivo EVA (BOPP). El polipropileno aplicado sobre un sustrato, además de proteger la impresión contra arañazos, el desgaste y los daños causados por el agua, los aceites y los gases, ofrece una excelente superficie para la aplicación de otros acabados. Mientras la capa de adhesivo EVA  garantiza una perfecta adhesión al papel/cartón y tinta, pudiéndose manipular perfectamente (hendir, taladrar, perforar, plegar).

Acabados

Puede encontrar películas de laminación con diferentes acabados: mate, satinado o brillante, con texturas, rugosa tipo arena, simulando tejidos, terciopelo o goma, con protección antirayados, etc…, cada una aporta una singularidad al documento acabado.

¿Cuál elegir? Dependerá de muchos factores. Como norma si va a laminar un soporte brillante no emplee un laminado brillo, sería demasiado brillo ¿no? Al contrario, si quiere dotar de brillo a un soporte mate, emplee laminado brillo, es el más común y utilizado.

El laminado mate tiene un tacto sedoso muy especial. Es más caro que el brillo, ya que en realidad es un film brillo con un acabado superficial en mate que lo encarece, y acepta barnices UV, Barnices sectorizados (reservas), repujados y aplicación de foil.

Los laminados con textura se suelen emplear en fotografía para su realce y protección. 

hlgloss

Brillo 

hlmate

Mate

hllino

Textura

hlvelvet

Velvet o goma

Tipos de sustratos a laminar

El tipo de sustrato a laminar es  fundamental para garantizar una buena adherencia de la película sobre el mismo. Los soportes con poco gramaje tienden al abarquillamiento o comba debido al calor de los rodillos de la laminadora, presentando más dificultades de laminación. Este tipo de sustratos requieren temperaturas de laminación más bajas. Por lo general, debemos evitar laminar papeles con menos 100 gr/m2.

Los laminados sobre soportes de alto gramaje, por su grosor, pueden sufrir el desprendimiento de la película de laminado (deslaminación) cuando son posteriormente sometidos a cualquier proceso de transformación como hendidos, cizallado, plegado, etc…

Cuanto más poroso sea el sustrato, mayor temperatura y presión se deberán fijar para mejorar el brillo.

El laminado no se suele aplicar sobre soportes muy porosos ni rugosos ya que el acabado quedaría con pequeñas burbujas e imperfecciones, además si se utiliza un soporte rugoso con el objeto de dar un tacto rugoso no tiene sentido laminar para obtener lo contrario, una superficie lisa.

El tipo de impresión

El tipo de proceso de impresión así como el diseño influye en el laminado. Conviene saber que cuanto mayor es la masa de tinta o tóner sobre el sustrato, menor es la fuerza de adherencia. Para ello, hay diferentes películas que se adaptan a estas particularidades mejor que otras. Si tiene cualquier duda, consúltenos

En el caso de que la impresión se efectúe con un proceso húmedo, como el offset o la impresión con cualquier tipo de tinta, se debe permitir suficiente tiempo entre el proceso de impresión y el proceso de laminación para garantizar un secado completo de las tintas aplicadas sustrato. De lo contrario, la fuerza de adherencia se vería notablemente perjudicada.

hl-offset

Offset 

hl-digital

Digital

hl-lfp

Inyección de tinta

La composición química de las tintas puede influir también sobre la adherencia del film de laminar. Las tintas pigmentadas utilizadas en las impresoras Inkjet poseen diferentes glicoles y glicerinas que se utilizan para la suspensión de los pigmentos. Estos compuestos son liberados lentamente en forma de gases las primeras 24/48* horas tras la impresión por lo que se recomienda dejar las impresiones secar intercalando hojas de papel. La evaporación de estos compuestos es conocida como “desgasificación”.

Si una impresión es laminada antes de la completa desgasificación de la tinta, se puede producir empañamiento e incluso condensación, arruinando la impresión.

* El ritmo de desgasificación es afectado directamente por la temperatura y la humedad. A mayor humedad o menor temperatura retrasa significativamente la velocidad de evaporación de los glicoles.

Parámetros de trabajo de las laminadoras

 hl-laminadoraLas laminadoras en caliente o plastificadoras de bobina son máquinas con rodillos calefactados que aplican presión y calor de forma continua a la película de laminar y al sustrato simultáneamente. La película de laminar descansa sobre el portabobinas desde el cual avanza hasta los rodillos.

Los parámetros funcionales de una laminadora son la velocidad de avance de los rodillos, la  presión que ejercerán estos sobre el conjunto sustrato + film, la temperatura que aplicaran los rodillos y la tensión o resistencia al desbobinado del portabobinas.

Todos estos parámetros de trabajo deben estar ajustados a las características del material de laminado y de los sustratos a laminar, de tal forma que se obtenga un equilibrio óptimo que nos permita el correcto uso de la laminadora.

  1. Velocidad de laminación:

  • La velocidad de avance determina el tiempo de contacto del laminado con los rodillos de calor y por tanto, la temperatura y el grado de fusión que alcanza la capa adhesiva. Una velocidad alta ayuda a evitar la retracción y el abarquillamiento, aunque la fuerza de adherencia se puede afectar si el contacto entre el film y el sustrato/cartón no es suficiente.
  1. Temperatura para aplicación:

  • La temperatura de laminación deberá estar comprendida entre los 100ºC y los 110 °C (210‐230 °F).  Cuando se aumente la velocidad de la laminadora hay que incrementar la temperatura para que el adhesivo reciba el calor adecuado y pueda activarse. Todos estos parámetros dependerán de la laminadora.
  • También conviene tener en cuenta que aumentando la temperatura, se aumenta la fuerza de adhesión del laminado al sustrato, pero también aumenta la retracción transversal, que disminuirá al bajar de temperatura.
  • El laminado mate es más sensible a los excesos de calor que el brillo, si vemos áreas brillantes, tipo piel de zebra, será debido a que el exceso de temperatura está destruyendo el acabado mate y vemos la película de polipropileno tal cual (brillante). Baje la temperatura hasta que desaparezca este defecto. Por lo general, las películas mate y especiales (velvet, goma, texturas…) deben ajustarse a una menor temperatura, unos 5 °C y 10 °C menos que para film en brillo. No obstante haga pruebas y apunte los parámetros para otra vez .
  1. Presión de los rodillos.

  • La diferencia de presión se ajusta acercando o alejando los rodillos de la laminadora, por lo general el rodillo superior es térmico y el inferior solo de presión.
  • La presión debe ajustarse de acuerdo con el gramaje del sustrato y debe ser igual a todo lo ancho de la lámina. Para ello, el rodillo de presión debe estar liso y sin defectos superficiales.
  • Una presión alta favorece la fuerza de adherencia del film al sustrato. Pero si la presión es excesiva, aparecerán marcas en “arco” en el documento laminado. Esto es una muestra de que se ha aplicado demasiada presión en los rodillos y el rodillo superior debe aflojarse ligeramente.
  • Para garantizar una adecuada transmisión del calor, verificar que el rodillo caliente/calandra esté limpio.
  1. Tensión de la película:

  • Asegúrese de que la película está lisa a medida que entra en los rodillos. Si no lo está, puede tensarla con el mandril de la película girando el manguito de ajuste del agarre del cilindro. Aplique sólo la tensión suficiente para eliminar bolsas de aire o arrugas.
  • La tensión influye en gran medida sobre la retracción/encogimiento del film.
  • Se debe usar una tensión baja para obtener un grado de retracción aceptable. 
  • En caso de que se produzca abarquillamiento, bajar la tensión puede solucionar el problema.  
  • Una tensión demasiado baja puede provocar arrugas en el sustrato laminado

Las diferentes actuaciones que podemos realizar sobre cada parámetro de operación ante los distintos problemas que puedan aparecer durante la laminación, se resumen en la siguiente tabla:

Problema -> solución

Velocidad

Temperatura

Presión

Tensión

Adherencia

+

+

=

Arrugas

=

=

=

+

Abarquillamiento

=

+

Retracción

=

+

Manchas

=

+

=

Tabla  Problemas y soluciones

+ : Hay que incrementar la variable para soluciona el problema

- : Hay que disminuir la variable para solucionar el problema

= : No afecta demasiado al problema, o si lo hace la tendencia no es clara

Almacenamiento.

Los rollos de película deben de almacenarse en posición vertical. No es recomendable almacenar rollos tumbados y apilados unos encima de otros. 

Hay que mantener un estricto control/rotación de inventario, utilizando primero los rollos que primero hayan entrado al almacén.

Deben de almacenarse en ambientes secos y con temperaturas entre 10 a 24 grados centígrados y nunca por encima de los 30 grados. Con humedad por debajo del 70%. Y nunca expuestos directamente a la luz solar.  

Condiciones de extremado calor, frío, humedad pueden afectar el buen desempeño del producto. Siempre que se sigan las recomendaciones de almacenamiento y temperatura, el material es apto para usar hasta 9‐12 meses después de su fabricación.

Disponemos de una amplia gama de películas de laminado en caliente con diferentes acabados. Si estas interesado en ver precios de laminado o comprar, consulta en arkiplot.com o llama al tlfno: 968 722 350 (de 09,00 a 17,00 horas).

Comparte en las redes sociales, Share!

Artículos y noticias relacionadas: